Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El pasado 03 de diciembre de 2021, la jueza Guissella del Carmen Soriano Ramírez, titular del 2° Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, declaró fundada la demanda interpuesta por Eduardo Cassinelli Rodríguez contra la Municipalidad Distrital de Moche, para la devolución inmediata de 525 piezas arqueológicas.

En la sentencia se dio un plazo de 5 días a la gestión que encabeza el polémico alcalde Arturo Fernández, para que se proceda con la entrega de los ceramios a los herederos del fundador del Museo Cassinelli, José Segundo Cassinelli Mazzei, quien cedió temporalmente al municipio las piezas para que puedan ser expuestas en un ambiente del tercer piso de la comuna, a través de un convenio de apoyo y promoción cultural firmado en el año 2007 y que expiró en el 2010.

Según la resolución judicial a la que Macronorte accedió en exclusiva, la procuraduría del municipio mochero ha apelado la sentencia y el proceso se resolverá en una segunda instancia. Fiel a su estilo, el alcalde Fernández señaló que no acataría la decisión del Poder Judicial, en caso no le sea favorable en la segunda instancia.

«(De tener un segundo fallo en contra) Haré lo que mi conciencia y mi corazón de guerrero mochica me dicte para defender cada vestigio y pieza arqueológica y que otros (irreproducible) quieren negociarlo», señaló la autoridad, que si pretendiera no reconocer la propiedad de los huacos dejaría abierta la puerta para ser denunciado por desobediencia a la autoridad y apropiación ilícita.

La Municipalidad ha intentando defender la posesión de los 525 huacos aduciendo que el demandante no representa a la totalidad de los herederos, argumento que ha sido desestimado completamente por el 2° Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de La Libertad. «Este señor (alcalde) pretendió disponer de las piezas sin consentimiento nuestro y para ser expuestas en la vía pública sin ningún tipo de seguridad. Este señor no tiene noción de lo que significa estas piezas arqueológicas y no entiende, comete cada locura, como lo viene cometiendo en todo su periodo, y parece que estuviera un poco desequilibrado mentalmente», sostuvo Eduardo Cassinelli, demandante y presidente del directorio de la Fundación Cassinelli.

«Estas piezas de acuerdo a ley son propiedad de la familia Cassinelli, nosotros no solo tenemos 525 piezas, nosotros tenemos más de 3 mil piezas, que son parte de la «Colección Cassinelli» que creo mi padre y que es reconocida por el Ministerio de Cultura», agregó.

Sentencia Museo Cassinelli by Andres Vargas Chávez on Scribd

El enfrentamiento entre los herederos de la «Colección Cassinelli» y la gestión del alcalde Arturo Fernández inició cuando se intentó trasladar los huacos a un museo itinerante. Después, el 05 de noviembre de 2019, a solicitud de la familia Cassinelli, el Ministerio de Cultura realizó una inspección al museo municipal de Moche, para corroborar el buen estado de los ceramios. Posteriormente, el 06, 13, 15 y 26 de noviembre de ese mismo año se solicitó notarialmente la entrega de los bienes culturales, obteniendo una respuesta negativa de la autoridad edil.

En la demanda presentada por Eduardo Cassinelli se informa al Poder Judicial que el alcalde Arturo Fernández habría obsequiado, en octubre del 2019, una de las piezas arqueológicas al entonces presidente de la República, Martín Vizcarra. El burgomaestre lo ha negado tajantemente y señaló que el huaco de la foto, que presentamos en este informe, era una réplica.

El entonces presidente Martín Vizcarra sorprendido por el alcalde Arturo Fernández, en su visita a Moche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here