Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Contraloría General de la República emitió esta tarde un comunicado acerca del informe que se le envió al entonces presidente de EsSalud, Mario Carhuapuma, el último 4 de enero, donde se informaba sobre la compra innecesaria e injustificada de más de 279 mil lentes anti salpicaduras, la misma que habría causado un gasto extremo al Estado de más de 5 millones de soles entre julio y noviembre del 20220, donde se encuentra implicado el recién nombrado presidente de esta institución, Gino Dávila.

En dicho informe se responsabiliza a varios miembros del sector administrativo de EsSalud, incluyendo a Dávila Herrera, quien en ese entonces se desempeñaba como gerente de Operaciones Territoriales y junto a otros funcionarios habrían favorecido para la compra de estos equipos.

Este comunicado se da luego de que el nuevo presidente ejecutivo de EsSalud rechazara estar vinculado con este hecho delictivo y asegurar que el órgano de control interno de EsSalud le entregó un documento que supuestamente lo exoneraba de haber participado en este caso.

“Aclaramos que lo afirmado por el presidente de EsSalud, en relación a una supuesta exoneración de responsabilidad sobre los hechos antes señalados, corresponden a una contratación totalmente distinta, por montos diferentes y cuya auditoría estuvo a cargo de otra comisión”, precisó la Contraloría.