Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Nada los frena. La minería ilegal en Huamachuco avanza sin control y sigue arrasando con  bosque que sirve como camuflaje de  socavones de donde se extrae mineral en forma ilícita y las personas desafían a la muerte a diario, en la provincia de Sánchez Carrión, región La Libertad.

En un nuevo monitoreo ambiental en la zona, se pudo captar  nuevos socavones ocultos entre las plantaciones de eucalipto.  Incluso, se detectó rajaduras en unas casas aledañas al bosque por la dinamita que se utiliza en los socavones que están camuflados en esta área.  También ganado ovino que murió sin que haya una denuncia de por medio. “Los vecinos no van a declarar. Están amenazados. Les entregan unos cuantos billetes y deben callar. En el bosque hay gente de dudosa procedencia”, declararon algunos agricultores que vigilan constantemente los canales de regadío.

Esto puso nuevamente en alerta a los pobladores por la sostenida actividad ilegal que se extiende en la zona y que causa daños irreparables al medioambiente. El área pertenecería a Fernando Polo Espejo. Como se sabe, el sujeto, que parece ser un veterano indefenso, estuvo en litigio con el Ministerio de Agricultura por supuestamente haber ocupado de manera ilegal parte del vivero forestal del caserío de Coigobamba para ejercer allí la minería ilegal. 

Según contaron  los lugareños,  quien se aventure a ingresar al bosque puede ser mordido por perros o ser blanco de perdigones. “Los niños no ingresan a este bosque, ni tampoco el ganado menor. No es un espacio libre. Hay árboles que impiden ver lo que realmente sucede ahí. Árboles que permiten ocultar casetas que son entradas al socavón, carros de acarreo, pozas con sustancias oscuras y depósitos”, lamentaron.

Aunque, Polo Espejo ha dicho que su bosque es el “Pulmón de Huamachuco¨, pero al ver las imágenes que tomaron los drones de monitoreo ambiental, su bosque está destruyendo los pulmones de quienes trabajan en la red de socavones ilegales que dirigiría un sujeto conocido como Bacilio Gonzales ante la vista inerte de las autoridades.

Las denuncias y  las investigaciones de la Fiscalía  a los principales  operadores de las labores ilegales en el cerro El Toro han abierto camino para nuevos personajes que buscan el ansiado mineral. Personajes como Bacilio, sería uno  de los operadores quien está tomando control y cada día abrió varios socavones ilegales “bajo la sombra” del bosque que camufla las verdaderas actividades en el predio de Polo Espejo.

Varias denuncias han puesto contra la pared a Jorge Espejo Moreno, dueño de Minerals Doña Julia donde han muerto varias personas. Este sujeto utilizó el Registro Integral de Formalización Minera (REINFO) para operar. La inminente investigación por la presunta comisión del delito contra la administración pública – violencia y resistencia a la autoridad – en la modalidad de desobediencia a la autoridad en agravio del Estado. Uno de sus tantos delitos donde figura como principal colaborador un tal “Ekeko”.

Los hermanos García estarían buscando nuevos socios para seguir abriendo socavones y los Sánchez Ballena, hermanos de  “Chasqui Bravo”, tienen detenida su ilegal actividad. Polo Espejo, conocido como “El Viejo”, ha visto la mesa servida. Y por esa razón, posiblemente, empezó a prestar su bosque. Ignorando que se está realizando un monitoreo ambiental a la zona

Pobladores exigieron que los funcionarios encargados del Registro Integral de Formalización Minera (REINFO)  viajen con más frecuencia a Huamachuco. Y con ellos los fiscales de Medio Ambiente junto al  general PNP Max Henry García Esquivel, nuevo jefe de la III Macro Región Policial La Libertad. Así verían lo que hacen los mineros ilegales y lo que Fernando Polo permite en su bosque ante la parsimonia de los efectivos policiales asignados en Huamachuco.

En tanto, el gerente general del Gobierno Regional de La Libertad,  Ing. Rogger Ruiz Díaz, y el  gerente regional de Energía y Minas, Raúl Araya Nerya,  esperan que  de decretarse el estado de emergencia de la seguridad en la región, se incluya a la lucha contra la minería ilegal. Medida que consideran necesaria para hacer frente de forma inmediata a esta actividad ilícita  que se expande sin control.