Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La pandemia está lejos de culminar, en vista del rebrote producido en diversas regiones del mundo. China reporta más de 5 mil casos nuevos de COVID-19 por lo que las autoridades han decidido retomar el aislamiento cercando la provincia de Jilin, donde habitan más de 26 millones de personas.

Al respecto, el epidemiólogo de la Universidad César Vallejo, Dr. Miguel Tresierra Ayala, mencionó que el rebrote registrado en esta parte del mundo se debe a una variante del mismo tipo de la ómicron, a pesar de que aún no se ha hecho la tipificación molecular.

“Está en estudio la variante que puede confundirse con la ómicron, ya que esta posee varias mutaciones. En tanto no se identifique con exactitud la variante, no se pueden realizar estudios como la eficacia de la vacuna o la posibilidad de mayor contagio o gravedad”, manifestó el especialista.

Según el epidemiólogo de la UCV, la letalidad del virus en estos nuevos casos es casi igual que el promedio en el mundo, pero en cifras absolutas de enfermos. “Por ejemplo, si la letalidad es 4 % y hay 100 enfermos, solo habrá 4 muertos; pero si hay 10 000 enfermos, habrá 400 muertos. Las cifras absolutas de contagiados son las que llaman la atención”, señaló.

Diferente escenario se vive en Europa, donde el rebrote, específicamente en Reino Unido, se debe a la variante delta. Al respecto, Tresierra Ayala afirma que la falta del uso de mascarillas y el retorno a la vida prepandemia son las causantes de esta nueva ola, caracterizada por un mayor número de fallecidos en la población no vacunada.

“Estos rebrotes nos plantean dos cosas importantes: con o sin pico de pandemia, el riesgo de enfermar permanece, y hay que vacunarse para disminuir el riesgo de morir”, sentenció el epidemiólogo.

Para el especialista, en el Perú no se debería retornar a la vida prepandemia. Para evitar escenarios como los presentes en China y Europa es importante la vacunación y la práctica de estilos de vida saludables.