Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Tras una supervisión realizada a la infraestructura de alumbrado público y de telecomunicaciones, la oficina de la Defensoría del Pueblo en La Libertad advirtió que diversos postes se encuentran en mal estado, poniendo en riesgo a las personas que transitan por los distritos de Víctor Larco Herrera y Trujillo.

En efecto, personal de la sede defensorial constató que 15 postes de Hidrandina S. A. presentan deterioro en sus bases, se encuentran rajados, inclinados y con sobrecarga de cables, en las avenidas Larco, 29 de diciembre, entre otras. Asimismo, se advirtió que varios postes de alumbrado eléctrico se encuentran con lámparas inoperativos en la urbanización San Andrés de Trujillo.

Esta misma situación se observó en 38 postes de telefonía, principalmente en las urbanizaciones El Recreo y San Andrés, en Trujillo; así como la zona de Vista Alegre, en Larco Herrera. “Preocupa sobremanera que uno de los postes identificados en mal estado se ubique justo en un parque infantil de la urbanización El Recreo, lo cual pone en riesgo a niñas y niños que acuden a esta zona”, precisó el jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en La Libertad, José Luis Agüero.

Ante ello, la oficina defensorial recomendó a Hidrandina S. A. subsane las deficiencias advertidas y que identifique qué otras infraestructuras se encuentran inseguras, significando riesgo inminente de seguridad o eléctrico para las personas. Ello, teniendo en cuenta que es obligación de la empresa atender las denuncias por las deficiencias del servicio y por riesgo eléctrico en la vía pública.

De igual modo, se recomendó las empresas Telefónica del Perú y América Móvil S. A. C., adoptar las medidas necesarias y si es necesario coordinando con la empresa de energía eléctrica, en caso se detecten riesgos por contacto con instalaciones de telecomunicaciones.

El representante de la Defensoría del Pueblo también trasladó los resultados de la supervisión realizada a los organismos reguladores de electricidad y telefonía, Osinergmin y Osiptel, respectivamente, solicitándoles realicen el proceso de fiscalización correspondiente para garantizar un servicio adecuado y que no ponga en riesgo la integridad de la población.

Finalmente, Agüero indicó que cualquier persona puede comunicar la existencia de algún poste o cableado que represente riesgo en su vecindario, para que las empresas encargadas del servicio puedan solucionar el problema existente, conforme es su obligación según la Ley n.° 30477, que dispone el reordenamiento y reubicación de cableado y postes ante riesgos en las áreas de dominio público.