Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Un promedio de 200 familias de cinco asentamientos humanos del distrito de San Juan de Miraflores (SJM) se han visto afectadas debido a que Sedapal no cumple con su compromiso de proveer de agua a sus sectores.

Los vecinos de los AA.HH. “Praderas Parte Alta”, “Nueva Rinconada” y “Camino Real” sostuvieron que los camiones de Sedapal, los cuales abastecen de agua al sector, solo llegan hasta la parte baja de la carretera Ramiro Prialé. Por ello, les resulta complicado cargar sus contenedores por las escaleras empinadas de la zona.

En esa misma línea, uno de los vecinos del sector señaló que anteriormente un camión cisterna se encargaba de proporcionarles agua hasta la ubicación de sus casas, pero que el conductor que hacía tal servicio fue cambiado por la empresa y quien ahora lo conduce, solo se queda en la carretera.

El vecino precisó que, para las familias, es complicado subir todos los días sus baldes hasta sus casas, debido a que este trabajo lo hacen las madres de familia, adultos mayores y algunas personas con discapacidad física.

De otro lado, otra vecina, quien se suma al reclamo, señaló que la empresa Sedapal no quiere dejar el agua porque tienen un pequeño negocio.

“Ya no nos quieren dejar agua, porque somos comerciantes. Yo vivo aquí, todos mis tachos están vacíos, cómo les hago desayuno a mis nietos”, refirió.

Los vecinos de esos 5 asentamientos humanos de San Juan de Miraflores pidieron a Sedapal una solución pronta para que los camiones cisterna puedan llegar de nuevo hasta la parte alta de la zona, donde se ubican sus viviendas.