Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

De acuerdo a un informe de la Contraloría General de la República, la vicepresidenta Dina Boluarte habría cometido una infracción constitucional, pues presuntamente firmó documentos de una asociación privada de Apurímac cuando ya cumplía funciones como ministra de Desarrollo e Inclusión Social.

Dicho oficio fue remitido el pasado 20 de mayo al Congreso, a fin que sea analizado en el Pleno y se tomen las medidas correspondientes.  

“La fiscalizada durante el periodo del ejercicio del cargo de Ministra de Estado en el despacho de Desarrollo e Inclusión Social intervino en la gestión de la asociación privada Club Departamental Apurímac, suscribiendo documentos de carácter público como presidenta del Consejo Directivo, lo cual resultaría incompatible con su cargo”, señala el documento.

Para el ente contralor, esta posible infracción de la vicepresidenta estaría atentando contra el artículo 126 de la Constitución.

“Los ministros no pueden ejercer otra función pública, excepto la legislativa. Los ministros no pueden ser gestores de intereses propios o de terceros ni ejercer actividad lucrativa, ni intervenir en la dirección o gestión de empresas ni asociaciones privadas”, remarca el artículo en mención.

Por su parte, Boluarte Zegarra se pronunció al respecto e indicó que antes de asumir cargos públicos en este gobierno de Pedro Castillo, solicitó licencia del Club Apurímac y de la Asociación de Clubes Departamentales del Perú, las que fueron concedidas oportunamente y por ello no existe incompatibilidad alguna en el ejercicio de ambos cargos, como vicepresidenta de la Nación y ministra de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

Artículo anteriorPerú Libre: Bellido, Cerrón y Portalatino cuestionan cambios en el gabinete Torres
Artículo siguienteJosé Ruiz desestima denuncia de fraude en comicios internos