Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Durante la final de la Champions League, el último sábado, entre Liverpool y Real Madrid, se dieron desmanes y robos en las afueras del Stade de France, donde se jugó este encuentro, por lo que se detuvieron a cerca de 50 personas por estos sucesos de vandalismo, entre los que se encuentran tres peruanos.

Al ser detenidos, los peruanos (de 21, 26 y 39 años) tenían un gran número de celulares que no eran de su pertenencia. Los dos más jóvenes viven en Barcelona y explicaron a las autoridades que “hacían turismo”; sin embargo, la fiscal aseguró que su objetivo era ir al Stade de France a robar celulares.

Asimismo, detuvieron a otros tres sujetos de nacionalidad francesa, palestina y argelina, que fueron condenados a seis y diez meses de prisión; mientras que la audiencia de los peruanos fue aplazada hasta el 5 de julio, pues hay una sobrecarga de juicios en el tribunal de Bobigny.

De acuerdo a la fiscal encargada, la intención de los dos más jóvenes era robar dentro del estadio. Según información de AFP, el tercer compatriota, de 39 años, fue puesto bajo supervisión judicial. Él lleva viviendo seis meses en la casa de su pareja, ubicada en Bobigny.