Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Un megaproyecto que demandará una gran inversión, propondrá Manuel Llempén Coronel durante la próxima reunión de la Mancomunidad Macro Regional Nor Oriente del Perú, que preside y se realizará en Chiclayo, en los próximos días. Se trata del desvío de parte de las aguas del río Marañón a la costa peruana, las que ahora van al Atlántico.

Respecto a su propuesta de trasvasar parte de las aguas del río Marañón a la costa norte, en alguna parte de su recorrido por la provincia de Pataz, señaló que este va a ser el bien más escaso del mundo en los próximos años y quizá motivo de guerras en el mundo, por lo que planteará y pedirá el apoyo político para el desvío de las aguas del rio Marañón a la costa peruana, a la cuenca del Pacifico.

“Que sus aguas no sigan terminando en el océano Atlántico y se desperdicien, como ocurre hasta ahora”, dijo.

«Después de haber logrado hacer realidad el ansiado proyecto de integración vial de la provincia de Bolívar a nuestra región en carretera y por Huamachuco, después de 200 años de Independencia, ahora estamos avizorando el próximo gran megaproyecto. El que debe irse diseñando desde su perfil», señaló.

Llempén explicó que en la costa está el 65% de la población del país, la mayor cantidad y que el 90% del agua dulce del Perú está en el lago Titicaca y en la cuenca del Atlántico, y que en esta última solo tienen el 35% de la población.