Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El jueves 16 de junio por la tarde, un grupo policial que labora en la localidad de Callancas, distrito de Charat, en la provincia de Otuzco, fue atacado a balazos desde un cerro por criminales en el caserío Cerro Blanco.

Los agentes policiales, a bordo de una camioneta de la municipalidad de Charat, se dirigían a remediar una reconexión de tubería de agua, que habría sido cortada previamente por los delincuentes, pero fueron emboscados por los mismos.

Tras los disparos, los policías no dudaron en cubrirse detrás de la unidad, para sacar sus armas de fuego y responder al ataque; sin embargo, los malhechores escaparon entre los cerros de la zona. Asimismo, ningún afectivo resultó herido.

La policía maneja la hipótesis de que el ataque habría sido puesto en marcha por una organización de mineros ilegales que operan en el centro poblado de Llaugueda.

Artículo anteriorRoban vehículo con mercadería en Santiago de Chuco
Artículo siguientePresidente Pedro Castillo todavía no decide si irá a la citación de la Comisión de Fiscalización