Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Durante una marcha realizada frente a la sede del Gobierno Regional La Libertad, en el centro histórico de Trujillo, como medida de rechazo ante la posibilidad de entregar la tercera etapa del Proyecto Especial Chavimochic (PECh) en concesión a Novonor, los trabajadores de esta megairrigación exhortan a que la obra se ejecute como una obra estatal.

Además, el Sindicato Único de Trabajadores del PECh, a través de su secretario general, Luis Alva Rodríguez, exigen el cese del cargo del gerente general del PECh, Edilberto Ñique Alarcón, dado que consideran que no trasluce la adenda que aún falta firmar para el reinicio de obra en la represa de Palo Redondo, correspondiente a la III etapa del PECh, en la provincia de Virú.

“Esta es una marcha de protesta en contra de la suscripción de la adenda para que la tercera etapa la ejecute Odebrecht. Nuestra posición es que Odebrecht debe realizar solamente lo que falta de la presa de Palo Redondo, caducar su contrato y retirarse definitivamente; y que la tercera etapa se haga mediante obra pública”, aseveró el sindicalista Luis Alva.

En contraparte, el titular de la gerencia general del PECh alegó que la documentación concerniente a la adenda aún está en discusión, con la expectativa de llegar a un consenso adecuado, que permita el destrabe de las obras.