Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Este 1 de julio, el jefe de Estado, Pedro Castillo, llegó a la ciudad de Trujillo para inaugurar la primera Unidad de Flagrancia en el Centro Integrado del Sistema de Administración de Justicia (Cisaj), en el distrito de El Porvenir (La Libertad), cuyo objetivo es dar una respuesta rápida y eficiente a los delitos flagrantes que atentan contra la seguridad ciudadana.

Asimismo, estuvo presente Elvia Barrios, presidenta del Poder Judicial y Giammpol Taboada Pilco, presidente de la Corte Superior de Justicia de la Libertad.

Es de señalar, que este módulo tiene como principal objetivo la celeridad y atención oportuna de los procesos relacionados con actos delictivos, logrando sentenciarlos hasta en un plazo de 72 horas.

En la ceremonia, el jefe de Estado aprovechó para solicitar a la PNP que actúe con mayor firmeza contra la delincuencia en las calles y que se incremente los operativos en horas de mayor riesgo, a fin de erradicar el crimen organizado.

“Exhorto a la Policía Nacional a actuar con mano dura contra la delincuencia, a ejecutar más operativos en horas de mayor riesgo para reducir la criminalidad organizada y a restablecer la tranquilidad y el orden en el país”, declaró.