Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Quinta Fiscalía Superior Penal de La Libertad confirmó la condena contra los integrantes de la organización criminal “Los Canallas de la Esperanza”, por los delitos de asociación ilícita, extorsión agravada, receptación agravada y tenencia ilegal de explosivos de guerra.

El fiscal Edson Saucedo Ramos, en el 2019 logró la sentencia en primera instancia de los miembros de dicha organización criminal, quienes durante el 2016 extorsionaban a los propietarios de las empresas de transporte Salaverry Express, Señor de los Milagros, Bello Horizonte, Moderno Cielo Azul y Ramiro Priale California, a través del cobro de cupos.

Tras una argumentación y fundamentación de la teoría del caso de imputación, la representante del Ministerio Público afrontó los debates orales contra cada una de las defensas técnicas de los sentenciados apelantes, logrando que la Segunda Sala Penal de Apelaciones de La Libertad, declare infundada las apelaciones presentadas por los integrantes de dicha organización criminal.

Entre los sentenciados se identifica a Jerico Manuel Cerna Méndez, Marcos Antonio Pérez Segura, Jorge Luis Marin Vega, Max Williams Diaz Esquivel, José Antonio Risco Paredes, Elías Yuri Plasencia Tafur, Deiby, Joel Castro Cotrina, Jenry Pol Morillo Natividad, Eduardo José Marín Vega, Héctor Abelito Béjar Paredes, Nelson Esmeli Siccha Hurtado, César Andres García Tumbajulca, César Daniel Rosales Alipio, Mayra Estefany, Raymundo Villanueva.

Asimismo, la autoridad judicial declaró fundada la nulidad presentada por el Ministerio Público, en los extremos de absolver a Eduardo José Marín Vega, por el delito de extorsión agravada en agravio de la empresa de transportes “Señor de los Milagros y “Ramiro Prialé”; así como, absolver a Jerico Manuel Cerna Mendez y Hector Abelito Bejar Paredes como coautores del delito de extorsión agravada en agravio de la empresa de transportes California S.A, ordenando se lleve un nuevo juicio oral.

Además, se modificó la sentencia de cadena perpetua contra Arturo Alayo Alvarado, imponiéndole 35 años de pena privativa de libertad. Mientras que, a los otros procesados se confirmó las sentencias dadas en primera instancia.