Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Cerca de 100 viviendas ubicadas en las urbanizaciones UPAO e Ingeniería, a una cuadra del centro comercial Real Plaza en Trujillo, venían beneficiándose con el servicio de energía eléctrica ilegalmente, a través de conexiones clandestinas.

Personal técnico de Hidrandina, llegó hasta la zona donde se evidenció el hurto masivo de energía, gracias a los trabajos de saneamiento que se ejecutaban en el lugar. Ahí se encontraron los cables enterrados cerca de las tuberías de agua, generando riesgo eléctrico para los vecinos.

El personal identificó conexiones directas desde las estructuras eléctricas de Baja Tensión y conexiones subterráneas desplegadas en varias cuadras de las urbanizaciones, que fueron erradicadas en el operativo ejecutado por Hidrandina.

Cabe indicar que las conexiones clandestinas perjudican la calidad del servicio brindado a la población, generando fluctuaciones eléctricas de tensión y sobrecarga de las líneas, que pone en peligro a los transeúntes con descargas eléctricas.

Por ello, la empresa iniciará las acciones correspondientes para identificar a los responsables, aplicando sanciones desde las económicas hasta penales, que va desde 3 años de cárcel.

Los operativos inopinados de Hidrandina continuarán para identificar acciones de hurto de energía, conexiones clandestinas o la alteración de equipos. Hidrandina exhorta a la población a presentar la denuncia sobre estos casos en la comisaría más cercana e informar a la empresa a fin de asegurar que esta conexión no sea un peligro para la integridad de las personas.

Artículo anteriorSantiago de Cao: Acusan a candidato de «empeñar» su candidatura a empresa
Artículo siguienteAlcalde de Trujillo exigió al jefe de Estado acciones para afrontar la inseguridad ciudadana