Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Carlos Augusto Marina Puscan, trabajador de la Comisión Especial de Protección a la Infancia del Congreso, se contagió de la viruela del mono y pasó a descanso médico por 21 días desde el 10 de julio hasta el 31 del mismo mes.

Tras recuperarse de esta enfermedad se reincorporó el 1 de agosto a sus labores en el Parlamento, sin embargo, al día siguiente se le notificó que fue despedido del despacho de la congresista liberteña Magaly Ruíz, quien lidera dicha comisión.

Marina Puscan señala que no le explicaron los motivos de su despido, simplemente le quitaron la confianza. Asimismo, subrayó que se siente discriminado tras contagiarse de la viruela del mono.

“Me siento indignado, no con mis compañeros, sino por la decisión de los asesores, más aún conociendo que trabajamos, incluso, fuera del horario y que hemos logrado ampliar la vigencia de la comisión hasta julio del próximo año. Que me quiten el respaldo cuando aún estoy convaleciente es supercomplicado. Nadie se ha comunicado conmigo cuando estuve mal”, manifestó.

Finalmente, señaló que evalúa presentar su despido injustificado al Ministerio de Trabajo para que se proceda de manera legal.