Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El presidente Pedro Castillo y la primera dama Lilia Paredes, se quedaron sin defensa legal. Este miércoles 10 de agosto, Benji Espinoza anunció que renunciaba a ser abogado del jefe de Estado y de su esposa.

Esta decisión la toma un día después de que el Ministerio Público y la Diviac intervinieran Palacio de Gobierno para detener preliminarmente a Yenifer Paredes, cuñada de Castillo Terrones.

“He tomado la decisión de renunciar a la defensa del señor presidente y la primera dama. En este tiempo he dedicado todas mis fuerzas en la defensa del debido proceso en el marco del principio de presunción de inocencia atendible a cada ciudadano de la República”, manifestó Espinoza.

Con esta decisión del jurista, la pareja presidencial queda momentáneamente sin defensa legal. Como se sabe, la Fiscalía imputa al mandatario de ser jefe de una organización criminal desde 2021, mientras a la primera dama de ser la coordinadora de dicha organización.