Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Como consecuencia del caos y las pérdidas humanas en medio de las protestas que vienen aconteciendo en diferentes partes del Perú, el Gobierno ha decretado un estado de emergencia durante un plazo de 30 días a nivel nacional. Por tal razón, muchos ciudadanos se preguntan: ¿en qué consiste exactamente esta medida?

Al respecto, el Dr. Juan Alberto Castañeda, docente de Derecho Constitucional de la Universidad César Vallejo, explica, de manera detallada, cuáles son los criterios que rigen en un estado de emergencia y cómo poder diferenciarlo de un estado de sitio.

“De los derechos fundamentales, el primero es el ejercicio del derecho a la protesta; sin embargo, cuando esta se realiza mediante actos vandálicos que obstruyen o destruyen la propiedad privada, con actitudes o discursos de terrorismo, y se menoscaban los derechos fundamentales de otras personas, dicho derecho de protesta deja de ser tal y es ahí donde el Estado debe tener presencia para restablecer el orden”, comenta.

Además, agrega: “El estado de emergencia se decreta, en esta oportunidad, con la finalidad de restaurar el orden y la paz social. Dicho estado tiene una categoría absolutamente constitucional y está reconocido en el artículo 137 de la Constitución Política del Perú”.

Vale aclarar que el estado de emergencia no significa orden de inamovilidad o toque de queda. En ese sentido, el Dr. Castañeda indica los criterios que diferencian un estado de emergencia de un estado de sitio.

Estado de emergencia:
· Ocurre en caso de perturbación de la paz o del orden interno, de catástrofe o de graves circunstancias que afecten la vida de la nación.
· Tiene un máximo de 60 días, prorrogables por nuevo decreto.
· Pueden restringirse o suspenderse los derechos relativos a la libertad y a la seguridad personal, la inviolabilidad del domicilio y la libertad de reunión y de tránsito.

Estado de sitio:
· Ocurre en caso de invasión, guerra exterior, guerra civil o peligro inminente.
· Tiene un máximo de 45 días, prorrogables con aprobación del Congreso.
· La declaratoria de estado de sitio debe indicar los derechos que no se restringen o suspenden.

El Dr. Juan Castañeda explica: “El estado de emergencia se habilita cuando se ve afectada la paz, el orden público, la perturbación y acciones contrarias a la vida de la nación. En este caso, el estado de emergencia es de 30 días, pero su plazo máximo es de 60 con posibilidades a prorrogarse mediante un nuevo decreto”.

¿Cuáles son las prohibiciones?

  1. Inmovilización social: Esta medida obliga a los ciudadanos a quedarse en casa por determinados horarios, bloqueando así cualquier actividad y permitiendo su salida solo en casos de emergencias y portando documentación.
  2. Restricción a la libertad de tránsito: Las personas estarán prohibidas de desplazarse libremente por territorio nacional, solo aquellas personas autorizadas por el estado podrán salir sin problemas.
  3. Prohibición de eventos sociales: Se limita el derecho a la libertad de reunión para que las personas no puedan congregarse a fin de que realicen un acto de interés público que requiera una concentración en una plaza pública o espacio privado abierto al público.

¿Qué consecuencias aplica a quien incumpla las normas?

Las personas que incumplan las leyes impuestas por el Estado podrían ir presas y serán sancionadas con el pago de una multa dependiendo del delito que se haya cometido. “Es importante que, ante un estado de emergencia, los ciudadanos peruanos y extranjeros cuenten con su carnet de identidad, ya que, por mandato legal, este documento siempre debe ser presentado, sobre todo en situaciones como las que afronta el país”, indicó.

Artículo anteriorPresidenta Boluarte pide al Congreso acortar plazos para el adelanto de elecciones
Artículo siguienteDesabastecimiento y alza de precios son los principales temores de la población