Indecopi sanciona con más de S/ 60 millones a Cementos Yura y Raciemsa

0
288

El Indecopi sancionó, en primera instancia administrativa, a las empresas Yura S.A. y Racionalización Empresarial S.A. (Raciemsa), por cometer una conducta de abuso de posición de dominio, que impedía o dificultaba el acceso o permanencia de competidores en el mercado de comercialización de cemento, en el sur del país.

En ese sentido,  la Comisión  de Defensa de la Libre Competencia (CLC) impuso una multa total de 12 416,40 UIT , equivalente a más de S/ 60 millones a las citadas empresas. La sanción también alcanzó a nueve trabajadores y extrabajadores de Yura con una multa de 253,89 UIT que representa S/ 1,2 millones.

Al respecto, el presidente del Indecopi, Julián Palacín Gutiérrez, señaló que, con esta sanción, el Indecopi sigue demostrando su compromiso por la protección de la libre competencia en los distintos sectores de la economía sancionando las conductas anticompetitivas cometidas por empresas dominantes, en defensa del bienestar de los consumidores.

Según la Resolución 094-2022/CLC-Indecopi, la práctica anticompetitiva se dio entre octubre de 2014 y abril de 2019, en Arequipa, Cusco, Moquegua, Puno y Tacna, donde Yura tiene más del 90 % de participación en el mercado de comercialización de cemento.

Al respecto, Yura implementó una política para evitar que nuevos competidores comercializaran cemento a distribuidores bajo cuatro estrategias: la amenaza o sanción de restricción de venta de cemento Yura a las ferreterías que comercializaban cemento de la competencia; cambio de condiciones comerciales para forzarlas a vender únicamente su cemento e incorporación selectiva de asociados a la Red AConstruir (red de ferreterías que distribuye y vende exclusivamente cemento de Yura) para impedir que vendan cemento de la competencia.

Además, establecieron la amenaza o sanción de impedir la carga de cemento mediante Raciemsa o restringir el ingreso a la planta de Yura a los transportistas que trasladaban cemento de la competencia. Raciemsa, del Grupo Gloria, dejaba de programar servicios de transporte a aquellos transportistas que trasladaban cemento de la competencia.

La conducta anticompetitiva se acreditó mediante correos electrónicos, testimonios de extrabajadores de Yura y representantes de agentes económicos que participaron del mercado; así como la información comercial de la empresa investigada como el registro de ventas, entre otras pruebas.

Con esta práctica anticompetitiva Yura buscó proteger su cuota de mercado y mantener los niveles de precios de su portafolio de marcas de cemento y perjudicó a aquellos competidores que intentaban expandirse en el mercado.

Cabe precisar que el cemento es utilizado principalmente en la autoconstrucción, proyectos inmobiliarios, habilitación de terrenos para centros urbanos y proyectos industriales y comerciales. 

Según la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), en el 2020, el 56 % de los hogares usa ladrillo o bloques de cemento en la construcción de las paredes exteriores de sus viviendas.