En el 2018 se tuvo viabilidad para ejecutar solución integral de la quebrada San Ildefonso por OxI y con S/ 120 millones

0
415

Este medio ha informado que el costo de la solución integral de la quebrada San Ildefonso, ubicada en la provincia de Trujillo y en la región La Libertad, ya llegó a 318 millones de soles, pese a que solo se está ejecutando uno de los 5 componentes y la obra presenta un avance de poco más del 30%. Con este antecedente, todo hace suponer que el presupuesto seguirá incrementándose conforme avance la obra y se estima que los trabajos que ejecuta el Consorcio Besalco Stracon podrían llegar a costar 1200 millones de soles.

Todo esto está amparado en los Acuerdos de Gobierno a Gobierno y los contratos Fast Track que se derivan de ellos. Este tipo de contratos permiten la ampliación indeterminada de los presupuestos de las obra, debido a que los constructores pueden aumentar el presupuesto a medida de que modifican o elaboran el expediente técnico y solo presentando informes internos al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC).

Sin embargo, inicialmente la solución integral iba a ejecutarse bajo la modalidad de Obras por Impuestos (OxI) y con un costo total de 120 millones de soles. El consorcio proponente de la obra estaba integrado por las empresas Backus, Cementos Pacasmayo y Telefónica.

En julio de 2018, las gestiones estaban tan avanzadas que en una reunión entre el entonces director de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), Edgar Quispe, el gobernador de La Libertad, Luis Valdez, los representantes del consorcio proponente y de la sociedad civil se aprobó la viabilidad del perfil técnico, paso que requería el proyecto para continuar con el expediente técnico y luego la ejecución de las obras.

De acuerdo al estudio de preinversión presentado por Apoyo Consultoría, por aquella época consultora del consorcio proponente, se planteaba la construcción de 3 diques en la quebrada San Ildefonso y el traslado de sus aguas hacia el río Moche, pasando por el distrito de Laredo. Además, se propuso el reforzamiento de 12 kilómetros del cauce de este río, todo en un plazo de 32 meses. Otra ventaja de esta propuesta era que permitía tener menos afectaciones prediales.

Un año antes, en julio del 2017, Pedro Pablo Kuczynski, aún como presidente de la República, sobrevoló en helicóptero la quebrada San Ildefonso y minutos después, ya en la misma zona de desastre; presidió la ceremonia realizada para la firma del convenio entre el Gobierno Regional de La Libertad y el consorcio que lideraba Backus, para la ejecución del proyecto denominado “Gestión de riesgos en la quebrada de San lldefonso”.

Posteriormente, en los primeros meses del 2019, esta propuesta se modificó y se aumentó el número de diques a 33, se adicionó la construcción de una pequeña represa y un canal de derivación de sus aguas. Se integró al consorcio de empresas Minera Poderosa y el presupuesto que se planteó fue de 222 millones de soles. En el Gobierno Regional de La Libertad este nuevo planteamiento también fue declarado viable y eso daba luz verde a la elaboración del expediente técnico

Esta propuesta es casi idéntica a la que hoy ejecuta el Consorcio Besalco Stracon. Sin embargo, en el precio está el detalle. De otro lado, la modalidad de OxI impedía que la obra tuviera un presupuesto abierto y cerraba la posibilidad de ampliaciones indeterminadas en su costo. Además, el contrato, los gastos totales, adendas y otros acuerdos internos no podrían haber escapado al escrutinio de la prensa y organismos fiscalizadores locales.

Sin embargo, ese mismo año, con Manuel Llempén ya bien asentado en el cargo de gobernador regional de La Libertad y con el presidente Martín Vizcarra como un afanoso promotor de los Acuerdos de Gobierno a Gobierno, debido a la aplicación de esta modalidad de contratación durante los Juegos Panamericanos Lima 2019, todo lo avanzado en la quebrada San Ildefonso y la propuesta de la obra bajo la modalidad de OxI fue liquidado, casi dos años de gestiones, trabajos y convenios fueron anulados en menos de un mes. En consecuencia, la ciudad de Trujillo perdió valioso tiempo para contar con una infraestructura que la pudiera proteger de los huaicos, que el pasado viernes nuevamente la arrasaron.

Macronorte intentó comunicarse, sin éxito, con el exgobernador Manuel Llempén para conocer los entretelones de la decisión de cambiar la modalidad de contratación en la mencionada quebrada. En diferentes medios de comunicación ha quedado registrado que la exautoridad se promocionaba como el gran promotor de los «Acuerdos de Gobierno a Gobierno en las regiones», modalidad que en la solución integral de las quebradas no ha funcionado eficientemente.

Sobre la anulación del convenio de Obras por Impuestos firmado con la empresa Backus, Luis Valdez, exgobernador de la región La Libertad, ha dejado un mensaje contundente en su cuenta de Instagram.

«Los que dejaron sin efecto ese convenio y triplicaron el presupuesto a 400 millones de soles, dejando inconclusa la obra y afectaron a miles de trujillanos tienen que responder a la justicia».

La decisión de aplicar el Acuerdos de Gobierno a Gobierno en las obras de soluciones integrales de las quebradas de Trujillo se tomó en el gobierno del expresidente Martín Vizcarra y contó con la aprobación de la gestión que encabezó Manuel Llempén.

En los últimos días, César Acuña, actual gobernador de esta región, también se ha pronunciado por los trabajos en las quebradas de la provincia de Trujillo y responsabilizó al gobierno central por la demora en las obras de solución integral.

CONVENIO BACKUS y GRLL by Andres Manuel Vargas Chávez on Scribd