Científico advierte que un nuevo Niño Costero podría azotar al país en 4 meses

0
994

Basándose en el análisis del comportamiento climático del mar, Gustavo Iwanaga, especialista en Oceanografía de la Universidad Nacional de Trujillo explicó que existe un «monstruo que se está cocinando» a pocas millas de nuestras costas, la gigantesca masa de aguas calientes podrían generar lluvias intensas en el norte del país, como las registradas durante los meses de febrero, marzo y abril de este año a causa del Fenómeno del Niño Costero.

“Tenemos una sensación térmica de invierno, pese a estar en primavera, y esto es producto a las aguas frías, pero el problema radica en la concentración de masas de aguas cálidas… este funcionamiento de aguas frías se debe a la dirección de los vientos alisios que soplan al oeste que las impulsan hacia arriba. Es el comportamiento normal (en esta temporada)”, manifestó el docente.

Iwanaga Reh mostró unos mapas donde destacaban la presencia de todo un frente de aguas que alcanzarían temperaturas entre los 22 y 32 grados. Estas podrían llegar a nuestras costas en menos de cuatro meses, según el científico. Además advirtió que si el viento cambiara de dirección. “Ahí presentaríamos un evento climático tan igual o más fuerte que tuvimos a comienzos de año”.

Gustavo Iwanaga también precisó que en dos meses, podrían llegar las primeras masas, debido a su proximidad;  si nos libramos de estas, todavía hay un periodo de cuatro meses donde la alerta debe estar encendida con la llegada de masas más lejanas que superan los 30 °.

El especialistas se mostró preocupado por la demora en la ejecución de proyectos de mitigación de desastres naturales, como la descolmatación de ríos y la reubicación de las poblaciones vulnerables.

“Ya deberían ejecutar presupuesto por encima del 50 % y en diciembre todo debería estar listo para evitar los destrozos… Ahora, deben enfocarse en el gasto preventivo en las quebradas, limpiándolas y desalojando a invasores. Hay mucha inacción de las autoridades”, puntualizó el científico.