La selección peruana empató sin goles en Wellington y llega a la capital con la obligación de ganar para poder acceder a unos de los cupos que quedan para Rusia 2018 después de 36 años.

El empate a cero en Nueva Zelanda sólo le sirve al local ya que un resultado idéntico en Lima obligaría a ir a la prórroga (dos tiempos de 15 minutos). De mantenerse igualados durante el alargue, los penales resolverían el encuentro y por ende al clasificado a Rusia 2018.

Un empate con goles en el Estadio Nacional pondría al cuadro de Oceanía en el mundial y acabaría con el sueño de más de 30 millones de peruanos.

El partido de vuelta se disputará el miércoles 15 de noviembre a las 9 y 15 de la noche  en el estadio Nacional y se espera un marco espectacular. Solo queda ganar para estar en Rusia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here