El reciente aumento del caudal del río Chicama ocasionó su desborde en los sectores Quemazón y Huáscar, poniendo en graves problemas a los agricultores de la zona. Esto se origina debido a que las defensas ribereñas no fueron hechas en su momento.

El presidente del Comité Cívico de Casa Grande, Alberto Bailón, dijo que las fuertes lluvias de los últimos días ocasionaron el problema.

“De nada ha servido que varias autoridades vayan al río y se tomen su foto con la maquinaria. Esto debió ejecutarse el año pasado y no ahora que han comenzado los desbordes con escasa cantidad de agua”, manifestó.

El temor de los agricultores es el terreno que llevan sembrando y que también se perjudique la carretera Panamericana, como ocurrió el año pasado.

Vale precisar que los trabajos desde Puente Victoria al sector Huáscar avanzaron con la descolmatación y empotrado de roca.

[Foto de portada: La Industria]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here