La empresa Telefónica del Perú presentó una propuesta para el retiro del servicio de telefonía de uso público rural en 25 centros poblados de la libertad, la medida afectaría a cientos de personas de bajos recursos y de las zonas más lejanas de esta región.

Frente a esto la postura de la Gerencia Regional de Transportes es que solo se debe aceptar el cambio de los teléfonos públicos por un servicio que garantice mejor calidad.

“Que Telefónica demuestre que existe cobertura para telefonía celular en los pueblos donde quiere anular los teléfonos públicos, que demuestre que ha invertido en la instalación de antenas, solo así se podría retirar los teléfonos públicos, desde ya como gerencia nos oponemos a esta iniciativa que demuestra que la empresa no tiene sensibilidad social”, sostuvo Herbert Ramírez, sub gerente de Comunicaciones del Gobierno Regional de La Libertad.

Para la aprobación de esta propuesta se necesita contar con la opinión favorable de la población y las autoridades, para esto Osiptel convocó el 22 de febrero de este año a una audiencia pública a la que solo acudieron algunas autoridades y ningún poblador de las zonas afectadas.

“Era obligación del Osiptel traer a representantes de cada uno de los pueblos afectados por esta propuesta, sin embargo eso no se ha cumplido, estuvo solo el representante de la Defensoría del Pueblo, quien también se opuso a esta medida. Hay que ser claros, un teléfono rural incluso ha salvado vidas”, agregó el funcionario.

El posible retiro de los teléfonos públicos rurales podría producirse en poblados de las provincias de Trujillo, Bolivar, Pataz, Pacasmayo y Santiago de Chuco. La medida es de alcance nacional  podría afectar a otros 200 poblados de todo el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here