En la comisaría de Monsefú, de Chiclayo, instalaron dispensadores de agua y comida para los perros de la calle.

La iniciativa busca dar alimentos a los perros que transitan por el lugar y se encuentran sin dueño. Los dispensadores son tubos de plástico y en ellos los agentes colocan agua y galletas para perros.

Un suboficial de la comisaría, Carlos Velásquez, dijo que el trabajo policías es integrado y busca beneficiar a todo la población, incluyendo los mejores amigos del hombre.

Poco a poco, los perros están llegando al lugar y sirviéndose de los dispensadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here