“Mi compromiso es dejar resuelto antes del término de la gestión el problema contractual que hay para continuar la III etapa de Chavimochic. Ahora hay intereses distintos, principalmente económicos, y se tiene que buscar una solución”, manifestó el gobernador regional Luis Valdez Farías.

Explicó que lo que falta es que el Ministerio de Economía y Finanzas se ponga de acuerdo con la concesionaria, el consorcio formado por las empresas Odebrecht y Graña y Montero

“Vamos a seguir insistiendo en esto”, enfatizó, adelantando que solicitó una nueva reunión con el Ejecutivo y que el 7 de agosto se reunirá en Lima con el Contralor General de la República y aprovechará la cita para pedirle que ayude a resolver este problema cuya solución escapa al manejo directo del gobierno regional.

Como se conoce, el reclamo por parte de la concesionaria es fundamentalmente de orden económico, por reparación civil, venta de activos y temas técnicamente complejos, que no son sencillos de resolver.

Este es un tema con claros aires de corrupción, lo que es de sobra conocido por todos. Hay una empresa inmersa en esto y ningún funcionario del Estado quiere arriesgarse. “Nadie quiere ver comprometida su seguridad jurídica posterior aprobando una solución que después le pueda traer consecuencias negativas”, dijo Valdez.

Dejar respuesta