La Defensoría del Pueblo, solicitará al Órgano de Control Interno (OCI) del Gobierno Regional de Áncash, para que se agilice la entrega de un informe solicitado en dos oportunidades sobre la paralización de la obra de enrocado de Chimbote.

La comisionada de la Defensoría, Roslin Villanueva, dijo que los funcionarios del GRA deben explicar por qué se dio inicio a la obra si es que no se contaba con la autorización de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (Dicapi).

“Lamentablemente durante la ejecución se ha observado que no contaban con autorización de Dicapi. Es una omisión que tiene que ver con la supervisión del órgano de control”, declaró Villanueva.

Cabe mencionar que hace unos cinco meses, la Capitanía de Puerto de Chimbote solicitó el cierre de las obras porque no se había solicitado los permisos de rigor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here