De acuerdo a la Organización Meteorológica Mundial (OMM), existe un 70% de probabilidad de que antes de fin de año se produzca un Fenómeno El Niño de mediana intensidad.

Según la OMM, el calentamiento global está influyendo en las dinámicas tradicionales de los eventos de El Niño y La Niña.

El último fenómeno de El Niño que se registró en el 2015 -2016 impactó fuertemente en los patrones climaticos de todo el mundo. Esto hizo que el 2016 entrara con el récord del año más cálido. Este evento climatológico anormal también provocó sequías en África, las cuales causaron que la producción de alimentos cayera en picado en muchos países del continente. En Sudamérica, se vieron inundaciones en Brasil, Argentina, Perú, Paraguay y Uruguay.

«La OMM no espera que El Niño previsto sea tan intenso como el evento de 2015-2016, pero aún así tendrá un impacto considerable», señaló el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas.

«La predicción anticipada de este evento ayudará a salvar muchas vidas y pérdidas económicas considerables», agregó.

Este año podría tener cifras record en cuanto a calidez del clima, sostuvo Taalas. Si bien los eventos de El Niño suelen ocurrir cada cinco o siete años, la recurrencia del evento, tan cerca del anterior, sugiere que el cambio climático puede estar teniendo un impacto, concluyó la OMM.

Cuando El Niño está activo el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente.
Crece la probabilidad que el Fenómeno El Niño impacte en las costas de Sudamérica. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here