El gerente de la Unidad Ejecutora del Alto Piura, Marco Vargas, informó que el cinco de noviembre se realizara las acciones necesarias que implica resolver el contrato con el Consorcio Obrainsa Astaldi (COA).

Informó que el consorcio ya cerró oficinas en la zona de influencia como Chulucanas y Huancabamba, además del retiró de su personal. Sin embargo, aún mantiene una deuda de más de 20 millones de soles con los proveedores piuranos.

Marco Vargas, indicó que la empresa debe un millón de soles por servicio de vigilancia, así como a la empresa que brindaba servicio de agua en bidones, además de 800 mil soles a restaurantes.

“Ya hemos notificado a la empresa para que inicie el pago de las deudas, pero no tenemos respuesta. Por ahora estamos ofreciendo asesoría legal para que los pequeños proveedores interpongan su denuncia penal contra la empresa. Son cerca de 200 empresas perjudicadas”, refirió.

A esta deuda se suman los S/57 millones por adelanto de obra que le adeuda al Proyecto Alto Piura, pues de los S/70 millones entregados al consorcio solo devolvió S/14 millones en obra, que se reflejan en los dos kilómetros y medio del túnel de trasvase.

La obra tiene 11 arbitrajes, los cuales suman 27 millones de soles, que solicitan por ampliación de plazo y pago de adicionales. Ninguno de ellos fue resulto y siguen en proceso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here