El Poder Judicial dictó 30 años de prisión contra un docente que abusó de una menor de 11 años en Lambayeque. El sentenciado es José Teodoro Piscoya Ynoñán.

En la audiencia se dijo que el sujeto aprovechó la amistad que tenía con los padres de la víctima para sacarla de su domicilio y llevarla a un terreno de cultivo donde abusó de ella.

De acuerdo con la investigación a cargo del Ministerio Público, los ultrajes ocurrieron en dos oportunidades, siempre bajo amenaza de muerte. Durante la audiencia, la fiscal Bazán Rojas presentó como elementos probatorios el certificado médico y pericia psicológica practicados a la víctima, así como su declaración testimonial.

Como parte de la sentencia, se ordenó la inmediata ubicación y captura del sentenciado, además de la inhabilitación definitiva para desempeñarse como docente, así como la prohibición de acercarse a la víctima y su familia por 10 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here