Una alumna del colegio San Martín de Porres habría adquirido hepatitis tipo “A”, por supuestamente comer alimentos contaminados. Las autoridades investigan el caso si el contagio se produjo por alimentos de los ambulantes o productos del programa Qali Warma.

El director del colegio, Rolando Oviedo, envío un documento a la municipalidad informando que la víctima, del tercer grado de primaria fue diagnosticada con hepatitis “A”, aparentemente por consumir gelatina en un puesto de ambulantes, por lo cual solicita el desalojo de los vendedores.

Sin embargo, los miembros de la APAFA, cuyos familiares se dedican al comercio ambulatorio en los exteriores del colegio, afirman que el contagio se generó por el consumo de alimentos de Qali Warma.

En una inspección a los ambientes de este programa se encontraron utensilios deteriorados e inadecuados para la preparación de alimentos.

“Yo pedí que se retire a los ambulantes y se hecho caso omiso. Ahora una señora de la Apafa acusa al programa Qali Warma del contagio, eso es imposible, de lo contrario el contagio sería generalizado y no lo es” expresó el director del colegio San Martín.

Por su parte el Minsa se encuentra realizando la inspección de rigor para descartar o confirmar dicha hipótesis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here