Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

En dos hectáreas de terreno ubicadas en los centros poblados Conache, Quirihuac y Mochica Alta, del distrito Laredo, fueron sembrados dos híbridos de maíz amarillo duro denominados ‘Syn 750’ e ‘Impacto’, con la finalidad de comprobar su resistencia a plagas y enfermedades que atacan a este tipo de cultivo, adaptabilidad al tipo de suelo de la zona e impacto en la productividad.

La siembra se realizó en una escuela de campo promovida por la Gerencia Regional de Agricultura (GRALL), a través de la Agencia Agraria de Trujillo, y el laboratorio Syngenta; donde participaron 20 agricultores que integrantes la Junta de Usuarios del sector, quienes al término de la cosecha podrán replicar el cultivo en sus parcelas.

Se conoce que al finalizar este experimento, se podrá comprobar la mejora en la cantidad de producción (de 40 a 50% mayor), incremento en la calidad nutricional y sobre todo su resistencia a la Mancha del Asfalto, una enfermedad típica que invade estos cultivos. Para comparar los resultados, los agricultores también instalaron una parcela de maíz ‘marginal’.

Según informó la agencia agraria, el cultivo se encuentra en etapa de producción y ya se puede notar la uniformidad en las parcelas; además, se conoce que, los agricultores están recibiendo la semilla gratuitamente por parte del laboratorio Syngenta y el monitoreo constante de especialistas de la agencia, a fin de obtener los resultados esperados.