Edid Chumacero Holguín, enfermera de la subregión de Salud Morropón – Huancabamba cruzó un caudaloso río para llegar al Pueblo Nuevo de Maray y aquí poder atender a un recién nacido que requería atención médica.

Es necesario aclarar que esta no es la primera vez que lo hacía. Esta es una rutina sacrificada que cumple diariamente para ofrecer salud a sus pacientes de los caseríos aledaños al centro de salud en el que labora.  

Lo que se sabe de esta ejemplar enfermera, es que nació en Pacaipampa-Ayabaca, madre de una niña y con una vocación a prueba de lluvias e inundaciones.

La historia de los obstáculos que tuvo que afrontar para cumplir con su labor, rápidamente ha destacado en las redes sociales, donde se le cataloga como heroína, para nosotros sin duda alguna es una macronorteña. En las fotos difundidas en Facebook se ve a Edid Chumacero con el agua hasta la mitad del cuerpo, en un brazo llevaba colgado su maletín de medicinas y en el otro sus sandalias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here