Familiares de los 31 detenidos, involucrados en la muerte de cuatro personas en cerro el toro (Huamachuco), llegaron con pancartas en mano hasta la sede de la DIVINCRI en la urbanización San Andrés, exigiendo la liberación de los investigados.  

Según comentaron las madres, la mayoría de los intervenidos son agentes de seguridad particular y a otros les prometieron un trabajo. Niegan que tengan vínculos con organizaciones criminales y que los detenidos son padres de familia.  

“Les hicieron la prueba de absorción atómica pero no sale nada, tengo entendido que la policía los vincula que son de los pulpos, de la jauría, que son sicarios. No pueden embarrarnos con gente que no conocemos”

Lo extraño para las manifestantes es que no hubo ningún rondero detenido, comentaron que ellos también estuvieron presentes en el conflicto.

La protesta duro por varios minutos, sin embargo, ninguna autoridad policial salió a recibir o intentar conversar con los familiares de los investigados de forma preliminar por siete días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here