Siete obreros que se encontraban realizando trabajos de construcción de un muro en el cruce de la playa El milagro, se llevaron una gran sorpresa al hallar restos óseos humanos que le corresponderían a una mujer.

De inmediato paralizaron sus labores para dar aviso a la policía. Los agentes llegaron después de unos minutos acompañados del antropólogo forense para que revise el cadáver.

Según los estudios forenses, los restos óseos corresponden a una persona de sexo femenino, los cuales han sido trasladados a la morgue de Trujillo para que se realice todos los estudios científicos para su identificación plena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here