La Municipalidad de Trujillo realizó un operativo sorpresa en múltiples restaurantes y locales de renombre, ubicados en la avenida Larco Herrera del distrito de Trujillo, con el objetivo de prevenir y detectar posibles actos contra la salud pública.

Se intervino la pollería Rokys, donde los inspectores pudieron constatar pésimas condiciones higiénicas en el área de cocina, mobiliario deficiente y contenedores de basura sin tapa, procediendo a la clausura inmediata del establecimiento por 30 días hábiles.

De igual modo, se clausuró por mismo periodo de tiempo a la pollería Chicken King, ya que su personal no contaba con el carné sanitario correspondiente, además, el local no tiene certificado de fumigación y fue encontrado en pésimas condiciones sanitarias, evidenciándose utensilios en mal estado y paredes con grasa e insectos (cucarachas) en el área de cocina.

También se intervino y se infraccionó a los locales: Estancia Muchik, por paredes y pisos poco higiénicos, utensilios de cocina en mal estado, mala conservación de alimentos y recipientes de desperdicios sin tapa. También se infraccionó a Bufalo Beef y La Taberna, locales que tendrán un plazo mínimo para subsanar sus observaciones, ya que éstas fueron leves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here