Eleuberto Martorelli, representante legal de Odebrecht en la licitación de la carretera Cuñumbuque-Zapatero-San José de Sisa ratificó que, por orden suya, durante la ejecución de la obra, el exgerente de Contratos de la constructora brasileña Ricardo Paredes entregó U$30.000 a Villanueva para su campaña de reelección al Gobierno Regional de San Martín, en el año 2010.

Esta confesión la dio el exfuncionario durante los interrogatorios realizados por el equipo especial Lava Jato del Ministerio Público en la ciudad de Curitiba, Brasil.

Martorelli señaló que Jorge Barata, exjefe de Odebrecht en el Perú, estaba “al tanto de todo” y que el pago se hizo con “su autorización”. El dinero pasó de Barata a él y este se lo entregó a Paredes en una «caja negra en un café de Surco».

En las planillas de la caja 2 del Departamento de Operaciones Estructuradas figura un pago de US$320.000 para el exgobernador regional. Jorge Barata sostuvo en agosto de este año que entregó US$60.000 a Villanueva. Martorelli también confesó que el exfuncionario del MTC, Celso Gamarra Roig, recibió 100 mil dólares de la constructora. A Marco Díaz, exgerente del Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo (PEHCBM), se le dio US$20.000 y el pago se hizo a través de Ricardo Paredes.

“Todas las hipótesis de investigación del fiscal Germán Juárez se han comprobado. Hay varios pagos que han sido detallados. Toda la información ha sido abundante”, declaró a El Comercio, el fiscal superior Rafael Vela, jefe del Equipo Especial Lava Jato.

Jaime Bustamante, abogado de Villanueva sostuvo desde Brasil que Martorelli ratificó la entrega de US$30.000 como un aporte a su campaña, pero que no fue a nombre de la constructora. “Ratificó que eran aportes de campaña y en su declaración inicial dijo que habló con Paredes Reyes para que le diera el dinero como un aporte suyo, no de Odebrecht”, declaró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here