La Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO), con el apoyo del Concytec y el Banco Mundial, viene desarrollando una investigación que consiste en la obtención de una colección de bacteriófagos o virus de bacterias obtenidas del medio ambiente, los cuales son beneficiosos para combatir bacterias resistentes a los antibióticos como Pseudomonas aeruginosa, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es causante de enfermedades infecciosas nocivas.

Este proyecto inició su trabajo recolectando muestras de Pseudomonas multirresistentes a antibióticos en los hospitales trujillanos de Belén, Regional Docente y Víctor Lazarte Echegaray para ser analizados y destruidos mediante pruebas con bacteriófagos o fagos, desarrollados en el laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología de la UPAO, bajo el liderazgo del biólogo José González Cabeza.

Cabe señalar, que los fagos pueden constituirse en grandes aliados en la lucha contra patógenos multirresistentes como Pseudomonas; pero para ello, es necesario pasar por el aislamiento y purificación de los virus que presenten las mejores características genéticas y que garanticen su efectividad frente a bacterias resistentes.

“El proyecto tiene cuatro objetivos; el primero de los cuales es encontrar 30 cepas de Pseudomonas multiresistentes a los antibióticos, luego identificar fagos o virus para cada una de estas cepas, después realizar un estudio genómico para descartar aquellos fagos portadores de genes de resistencia, para finalmente diseñar la formulación y probar su efectividad en animales de experimentación. En estos momentos la investigación está centrada en evaluar la estabilidad de los virus frente a condiciones físico-química, para luego continuar con los objetivos propuestos”, señaló el biólogo José González Cabeza, investigador principal del proyecto. 

Es importante mencionar que la bacteria Pseudomonas aeruginosa está presente en espacios como agua, suelo e incluso en los alimentos. En el caso de la investigación se analizarán las identificadas en ambientes intrahospitalarios, ya que están asociadas a procesos infecciosos que pueden originar daños irreversibles, principalmente, en los pacientes internados en las unidades de cuidados intensivos.

Hoy en día, el estudio de los bacteriófagos se ha extendido aún más, por ejemplo, al desarrollo de los enzibióticos, que son enzimas empleadas para el tratamiento de enfermedades infecciosas como tuberculosis o neumonía, también de ciertas herramientas biotecnológicas, como el phage display, que puede posibilitar ante la problemática actual, la producción de kits de diagnóstico para COVID-19, producción de anticuerpos, identificación de nuevas drogas terapéuticas, tratamientos contra cáncer entre otros. 

Para la ejecución de esta iniciativa, la Universidad Privada Antenor Orrego de Trujillo, recibió un financiamiento de casi S/. 350 mil por parte del Concytec, en el marco de su convenio con el Banco Mundial para la ejecución del Proyecto “Mejoramiento y ampliación de los servicios del Sistemas Nacional de Ciencia, Tecnología e innovación Tecnológica (Sinacyt)” .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here