El congresista de Alianza Para el Progreso (APP), Omar Merino, lamentó que la presidenta Ejecutiva de EsSalud, Fiorella Giannina Molinelli Aristondo, no respondió a los serios cuestionamientos sobre el manejo inadecuado de la crisis sanitaria por el COVID-19.

Durante su presentación, Molinelli Aristondo, evitó responder a los cuestionamientos sobre la falta de equipos de protección personal y sobre el colapso en el Hospital Negreiros, Almanzor Aguinaga de Lambayeque, el Hospital III de Iquitos El Hospital III de Emergencias Grau, el emblemático Hospital Rebagliati.

Merino, precisó que a pesar de que EsSalud está entre las cinco empresas más grandes del Perú, por los ingresos que recibe, el servicio que brinda es deficiente, de maltrato al paciente, y sus problemas administrativos son muy grandes.

“EsSalud tiene graves deficiencias de infraestructura, de equipamiento y un frecuente desabastecimiento en la dotación de medicamentos. Las quejas más recurrentes están referidas a las largas esperas para obtener citas con médicos especialistas, a la dificultad de obtener resultados de análisis y diagnósticos a tiempo para facilitar un tratamiento, estos hechos frustran a los asegurados que recurren a otros proveedores, pagando por los servicios de su propio bolsillo, a pesar de tener formalmente el derecho a recibir los servicios de ESSALUD”, dijo Merino.

El parlamentario apepista expresó su indignación por como EsSalud afronta esta pandemia: “Creemos que no se justifica un excesivo gasto en publicidad, contratación de personal de confianza cuestionado, falta de pago a proveedores, tercerizaciones por doquier, son temas que deben ser esclarecidos públicamente y en su debido momento”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here