La Contraloría General de la República alertó que la Municipalidad Provincial de Huarmey no viene tomando las acciones necesarias en el cumplimiento de los plazos establecidos para la distribución de 2,460 canastas de víveres destinadas a familias vulnerables afectadas por el aislamiento social ante el COVID-19; para lo cual el gobierno central le asignó un presupuesto de S/ 215,907.00.

Durante el servicio de control realizado entre el 20 al 22 de abril de 2020, los auditores de la Gerencia Regional de Control de Áncash verificaron que los días 17 y 18 de dicho mes se distribuyeron los productos alimenticios a 176 familias, pero que al día 20 de abril solo disponía de 800 canastas básicas para completar a las 2,460 familias previstas como beneficiarios.

Según el informe de Visita de Control N° 713-2020-CG/GRAN-SVC, realizado al proceso de adquisición y distribución de canastas básicas, se evidenció otras deficiencias, como es el caso de víveres que fueron almacenados en el suelo o sobre cartones, y en ambientes donde se guardaban artículos de limpieza (como escobas y tachos de basura), contraviniendo las normas sanitarias.

También se verificó que la entidad no viene controlando el uso adecuado de los implementos de seguridad ni el distanciamiento social en el personal que realiza el transporte y traslado de las canastas con víveres, así como en aquellos trabajadores que las distribuyen casa por casa sin uso de guantes.

Los riesgos expuestos podrían afectar la salud de la población beneficiaria y de los servidores públicos, la integridad sanitaria de los productos alimenticios y la pronta atención a las familias vulnerables.

Estos resultados fueron comunicados al titular de la entidad, el pasado 24 de abril del 2020, con la finalidad de que adopte las medidas preventivas y correctivas que correspondan; otorgándole un plazo de tres días hábiles para la presentación de un plan de acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here