La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, aseguró ante la Comisión de Inclusión Social y Personas con Discapacidad que su sector solo se ocupa de la acreditación de las personas vulnerables del grupo de los “retornantes” que ingresan a los albergues temporales, en el marco de la emergencia sanitaria que vive el país.

En su presentación virtual, la exparlamentaria precisó que su sector realiza un registro de las personas que se encuentran alojadas en los albergues temporales para determinar de qué regiones provienen, y después se le realiza las pruebas de descarte del COVID-19.

Explicó que esta situación se da en un contexto originado por el Decreto Supremo 044-2020-PCM que suspende el transporte aéreo, terrestre y fluvial en todo el país, como una forma de contener el avance de la pandemia. Sin embargo, admitió, una de las consecuencias es la afectación económica de miles de compatriotas debido al aislamiento social. “Sus actividades no son viables”, indicó.

Recordó que el Decreto Supremo 068-2020-PCM “autoriza, de manera excepcional, por razones humanitarias y previa coordinación con el gobierno regional que correspondan, el transporte interprovincial de pasajeros, por medio terrestre y aéreo no comercia, que se encuentren fuera de su residencial o lugar de trabajo habitual”.

Indicó que de acuerdo al Decreto de Urgencia 048-2020, para la adquisición de bienes y servicios, se le entrega siete millones de soles al Ministerio del Ambiente para todo lo relacionado al alojamiento.

Precisó que desde el pasado 21 de abril ha trabajado con sus programas nacionales para acoger a los “caminantes”, que han sido identificadas por los gobiernos regionales. A ellos, afirmó, se les ha capacitado en cuidados de la salud y en el aspecto emocional, pues “muchos durmieron en la calle”.

En ese marco, a los “caminantes” (hombres mujeres y niños) se les destinó a locales temporales en Lurín, Huampaní y Ricardo Palma, en Chosica y que se destinó al Ministerio de Educación (Minedu) un total de S/ 4 millones 600 mil para el centro de Huampaní.

“El ministerio del Ambiente ha atendido la parte logística y asume la gestión de dichos alojamientos y el ministerio de la Mujer a las poblaciones vulnerables. Se ha priorizado la atención de niñas, adolescentes, mujeres embarazadas y adultos mayores”, aseveró.

“La autoridad sanitaria tenía que realizar todas las pruebas de coronavirus a las personas que llegan en un plazo de tres días. Aquellos que daban positivo eran trasladados a la Villa Panamericana”, detalló.

“Sostuvo que su sector gestiona la donación de artículos necesarios para las poblaciones vulnerables y la implementación de módulos d atención en casa sede. Se espera cumplir con los cronogramas de los gobiernos regionales. En algunos casos se cuenta con el apoyo de los gobiernos locales”, sostuvo.

En ese sentido, Montenegro informó que 18 020 personas ya retornaron a sus regiones. De ese total, 3663 permanecen en cuarentena y 880 se trasladaron a la Villa Panamericana luego que dieran positivo a las pruebas de COVID-19.

“Se coordinó con el INDECI para destinarse 125 carpas, 164 camas, 992 frazadas, 992 colchones, 500 canastas de víveres para una semana, baños portátiles y todo el equipamiento necesario para los albergues”, manifestó.

En la sesión también se presentó el viceministro de Gobernanza Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Raúl Molina Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here