El congresista Luis Valdez Farías, integrante de Alianza para el Progreso (APP), presentó un proyecto de Ley planteando derogar la Ley 26519, que establece pensión vitalicia para los expresidentes de la República. “Los últimos mandatarios le han hecho mucho daño al país. Es tiempo de hacer cambios sustanciales y de poner las cosas en orden”, dijo.

La iniciativa legislativa busca abordar el problema de la desigual distribución de la riqueza en el país, vinculada al Sistema Previsional de Pensiones, que premia a exmandatarios que están afrontando procesos judiciales por coimas, dolo y otras denuncias.

Esta asignación no está enmarcada en el Sistema Previsional de Pensiones (ONP y AFP), teniendo un tratamiento distinto debido a su consideración de exmandatarios.

La pensión para los expresidentes supone un gasto mensual de S/ 46,800.00 monto que al año equivale a S/ 561,600; y si consideramos a los cinco últimos presidentes la cifra por mes sería de S/ 234,000 y al año S/ 2,808,000.

En el país los cinco últimos presidentes están en problemas con la justicia. Se les investiga por, supuestamente, haberse aprovechado del cargo para enriquecerse mediante actos de corrupción.

“El Covid-19 nos dejará con una economía de guerra y debemos ir pensando en hacer ajustes a la economía”, señaló Valdez, adelantando por ello que no descarta presentar otro proyecto para reducir los altos sueldos de autoridades, funcionarios públicos y en el Congreso de la República.

El también primer vicepresidente del Congreso de la República sostuvo que con la derogatoria de la pensión presidencial vitalicia el país ahorraría mucho, sin considerar que este monto puede seguir incrementándose en función a más expresidentes cada cinco años.

El proyecto se enmarca en las políticas del Acuerdo Nacional, instrumentalizadas en el Plan Bicentenario, en el cual se señala que, si bien para el 2021 no se habrá eliminado la pobreza, el objetivo es reducirla considerablemente. Para ello es necesario tener una sociedad inclusiva en la que es de vital importancia reducir brechas de desigualdad.

Mediante Ley N° 15116 se dispuso que los que ejercen o hayan ejercido la presidencia de la República tienen derecho a una pensión igual al 60% del haber básico del que ejerciera la primera magistratura del país.

Mediante Ley N° 26519 se dispuso que los expresidentes constitucionales gozarán de una pensión equivalente al total de los ingresos de un congresista en actividad.

Para un país con ocho millones y medio de ciudadanos que no cuentan con un trabajo estable y formal; por ende, difícilmente podrán acceder a siquiera a una pensión mínima de jubilación.

En países como Brasil, Panamá, México y el Salvador, sus expresidentes no gozan de pensión vitalicia; y en Argentina y Bolivia perciben unos 3 mil dólares, monto considerablemente inferior a lo establecido para los expresidentes peruanos.

Las partidas presupuestales de los expresidentes están incluidas en el pliego Gastos, del Congreso de la República.

Valdez plantea dejar sin efecto la pensión vitalicia a partir del mes de mayo del 2020 y la duración de la medida será de manera permanente, desde su entrada en vigencia al día siguiente de su publicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here