A partir de hoy las empresas dedicadas al servicio delivery por aplicativo ya no aceptarán pagos en efectivo, esto debido a los nuevos lineamientos sanitarios que tienen como finalidad contribuir con la prevención del contagio por COVID-19.

Esto se aplicará para los aplicativos de reparto a domicilio (delivery) como Glovo, Rappi y Uber Eats, en el marco del proceso de reactivación económica ante el estado de emergencia nacional.

La resolución también destaca que los aplicativos tendrán la obligación de deshabilitar el método de pago en efectivo y la firma en el aplicativo del repartidor para validar el cobro de orden.

Los comercios también deberán definir un espacio para la espera y entrega de pedidos a los repartidores, respetándose los 2 metros de distancia. También tendrán la obligación de aplicar adhesivos para asegurar el sellado de los empaques y habilitar una zona para dejar el pedido a efectos de que el repartidor solo lo recoja.

Seguro privado

Las apps de reparto brindarán un seguro privado a los repartidores que los protegerá del COVID-19, otorgando 90 días de cobertura:

a) Renta Hospitalaria por COVID-19: A partir del a partir del cuarto día de hospitalización y hasta un máximo de 60 días.

b) Indemnización por recuperación: al alta hospitalaria de cuidados intensivos (UCI).

c) Indemnización por fallecimiento

d) Orientación médica telefónica las 24 horas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here