Un adolescente de 17 años lucha por su vida luego de haberse disparado accidentalmente en la cabeza con una escopeta que tenía en su casa en la localidad de Casa Grande.

Debido a la gravedad de sus heridas fue trasladado hasta el Hospital Belén de Trujillo, donde los médicos le diagnosticaron traumatismo craneano por proyectil de arma de fuego en la región temporal izquierda.

La policía de Casa Grande quien llegó a verificar el accidente, encontró en la vivienda una escopeta hechiza de mango de madera, luego se produjo el lacrado del arma y el caso se elevó a la fiscalía para iniciar las investigaciones del caso.

El disparo accidental ocurrió en la calle Inca , anexo Quinta la Gloria en Casa Grande. La familia del adolescente lamentó lo sucedido y reza para la recuperación del joven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here