Municipalidad de La Esperanza reinició las obra de pistas, veredas y sardineles en el asentamiento humano Nuevo Jerusalén II, con lo que se beneficiará a decenas de familias en estado de vulnerabilidad.

El alcalde Martín Namay en compañía de autoridades y funcionarios de la comuna distrital supervisaron esta importante obra que beneficiará a más de 3 mil esperancinos, en su transitabillidad, ademas de contribuir también con la salubridad en la parte alta del distrito.

Los trabajos habían sido paralizados debido al impacto de la pandemia del Covid-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here