Luego de conocerse que seis provincias acatarán la cuarentena focalizada dispuesta por el Gobierno Central, a partir del 1 de setiembre, el gobernador Manuel Llempén Coronel se reunió con las principales autoridades políticas, policiales, militares y de salud a fin de empezar un trabajo articulado que garantice que las nuevas disposiciones se cumplan tal como lo indica el Decreto Supremo N° 146-2020-PCM.

Tras este encuentro, la máxima autoridad regional salió al frente primero a mostrar su sorpresa por esta medida que fue tomada sin que se le consulte. Aclaró que julio y agosto fueron meses difíciles, pero las estrategias de salud están dando resultados positivos al demostrarse un descenso del número de fallecidos en las últimas semanas.

“Tenemos una tasa de 35% de contagio, lo que significa que si hacemos 100 pruebas tendremos como promedio 35 contagiados en La Libertad. En las últimas semanas tenemos una disminución del porcentaje de letalidad. Ahora estamos en un 8% y esperamos seguir reduciendo eso”, dijo.

Sin embargo, en el marco de las nuevas disposiciones, Llempén anunció que con anticipación ya inició las coordinaciones con representantes de centros bancarios, especialmente el Banco de la Nación, para evitar que estos establecimientos sean puntos de aglomeración de gente.

Explicó que se les está dando facilidades para que puedan usar locales escolares e incluso el coliseo Gran Chimú donde instalen sus centros de operaciones. También pidió que el sistema financiero no se concentre en Trujillo y se descentralice en los distritos de la periferia de la provincia. Asimismo, que puedan ampliar su horario de atención de 6.00 a.m. a 6.00 p.m., así como abrir más ventanillas y tener un personal en las afueras del local para orientar a la gente.

“Estamos en coordinación con las altas autoridades del Banco de la Nación dándoles estas facilidades. Ellos han aceptado el préstamo de los locales escolares, y la conexión con el Instituto Peruano del Deporte por el coliseo Gran Chimú va por buen camino. La experiencia tenida con un trabajador del banco informando afuera de las gestiones que deben hacerse ese día, ha dado buenos resultados”, dijo.

De otro lado, se mostró preocupado por los efectos perjudiciales que produce el confinamiento. Puso como ejemplo que los mayores de 65 años y los menores de 14 años que no pueden salir de su casa están presentando problemas de salud mental por el estrés. “Para estos grupos vulnerables que no pueden salir a la calle, estamos con la aplicación de las estrategias para mejorar la parte afectiva y de relaciones interpersonales”, informó el gobernador.

Pol último, recordó que del 1 al 30 de setiembre la cuarenta focalizada solo se aplicará en las provincias de Trujillo, Virú, Ascope, Pacasmayo, Chepén y Sánchez Carrión. El toque de queda será de 8.00 p.m. a 4.00 a.m. del día siguiente, y el domingo la inmovilización será todo el día.

Insistió que solo podrán desplazarse las personas que presten o accedan a servicios esenciales. Aquí están comprendidos los siguientes sectores: salud, alimentos, medicinas, bancos, restaurantes con aforo del 40%, gas, combustible, telecomunicaciones, empresas de limpieza, recojo de residuos sólidos, sistema funerario, transporte de carga, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here