Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

(Trujillo, 21 de setiembre de 2020).- La fiscal adjunta provincial, Fiorela Lizet Gutiérrez Rodríguez, del Tercer Despacho de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de El Porvenir, obtuvo una sentencia condenatoria para José Iván Moreno Viteri, Jordán Percy Lázaro Guerra y Ludim Jair Rodríguez Robles, como coautores del delito de tenencia ilegal de materiales explosivos, en agravio de El Estado.

Gutiérrez Rodríguez acotó que el procesado José Iván Moreno Viteri, fue condenado a nueve años de pena privativa de libertad; así como, Jordan Percy Lázaro Guerra y Ludim Jair Rodríguez Robles, a siete años de pena privativa de libertad cada uno.

Además del pago solidario de una reparación civil de S/. 2, 000 soles, a favor de El Estado.

La representante del Ministerio Público sustentó en juicio oral que, el día 27 de agosto del 2019, a altas horas de la noche, efectivos policiales de la Comisaria PNP de Laredo se encontró patrullando por la tercera etapa del sector La Merced, altura de la iglesia evangélica “Nuevo Pacto”, del distrito de Laredo; donde advirtieron la presencia de un vehículo a bordo de tres personas en actitud sospechosa, siendo identificados como José Iván Moreno Viteri (conductor), Jordan Percy Lázaro Guerra (copiloto) y Ludim Jair Rodríguez Robles, quien se encontraba sentado en el asiento posterior del vehículo.

“Al efectuar el registro personal a los investigados, se encontró en poder de Rodríguez Robles, entre sus prendas íntimas, un sobre manila envuelto con un celular y en la parte exterior de dicho sobre un manuscrito con la frase están avisados”, señaló la fiscal.

Al evidenciarse esta nota extorsiva el personal policial realizó el registro vehicular, encontrando en el interior del vehículo un explosivo con un cordón tipo mecha, adherido al explosivo, el cual según la pericia correspondiente se trató de un cartucho de dinamita en buen estado de conservación y operativo, y una caja de fósforo.

En sus alegatos de clausura, la fiscal Gutiérrez Rodríguez, logró probar que los tres imputados, de manera compartida, tenían en su poder no solo un manuscrito con mensajes extorsivos (elaborados por Lázaro Guerra); sino que, además, compartían la posesión de un cartucho de dinamita la cual estaba a disposición inmediata de todos ellos para ser utilizada con fines extorsivos.