Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Contraloría General alertó que el Gobierno Regional de Áncash contrató con un consorcio que se encuentra impedido de trabajar con el Estado debido a que una las empresas integrantes tiene como accionista al actual alcalde de la Municipalidad Distrital de Santa Ana de Tusi, en la región Pasco; situación que transgrede la Ley de Contrataciones del Estado y pone en riesgo la transparencia e idoneidad del proceso.

Según el Informe de Orientación de Oficio N° 041-2020-OCI/5332-SOOfuncionarios del gobierno regional no advirtieron la situación mencionada y adjudicaron al consorcio la buena pro de la obra “Mejoramiento de las vías en la avenida Perú, Presidente, Áncash, Progreso y Central, en la localidad Shilla, provincia de Carhuaz”,

De acuerdo a la Ley de Contrataciones del Estado, los alcaldes no pueden contratar en calidad de postores, participantes, contratistas o subcontratistas bajo ningún tipo de modalidad, con entidades públicas durante su ejercicio como autoridad, sino hasta 12 meses después de haber concluido su periodo; su omisión constituye una infracción y amerita una sanción administrativa, civil y/o penal.

Sin embargo, el reporte del Buscador de proveedores del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) registra que, durante el 2019 la mencionada empresa contrató hasta en 15 oportunidades con diversas entidades del Estado. El mismo portal advierte que ésta tiene impedimentos para ello.

El informe se encuentra publicado en el portal institucional www.contraloria.gob.pe y fue notificado al Gobierno Regional de Áncash para que adopte las acciones correctivas necesarias que permitan garantizar la transparencia e idoneidad del proceso de contratación realizados por el entidad regional.