Otra vez la muerte se hace presente en la provincia de Sánchez Carrión  a consecuencia de la minería ilegal que opera con total impunidad en esa parte de la sierra de La Libertad que cada vez cobra más víctimas ante la inacción de las autoridades. 

El gerente regional de Energía y Minas de La Libertad, Raúl Araya Neyra, instó al Ministerio de Energía y Minas (Minem) y demás órganos competentes retomen las acciones para la inmediata interdicción de la minera ilegal en Huamachuco, tras las muertes recientemente ocurridas de dos menores de 11 y 12 años de edad  producto de la detonación de explosivos usados por mineros ilegales que proliferan en esa zona.

A través del Ministerio de Energía y Minas, desde el 2016 hemos solicitado en reiteradas oportunidades se haga una interdicción en el cerro El Toro y en las  zonas donde se práctica la minería ilegal al interior de la región.  El Minen, el Ejército y la Policía iban a ejecutar  esta medida en el mes de julio, pero lamentablemente por la  pandemia se frustró”, indicó.

Araya Neyra también lamentó que ante la pasividad de las entidades encargadas del control de la venta de explosivos e insumos químicos,  los mineros ilegales hacen uso indiscriminado de estos productos peligrosos que adquieren a través de grupos de traficantes. Estos son los encargados de  trasladar la ilícita mercadería hasta la sierra liberteña  burlando los controles policiales. Además, usan humildes viviendas para esconder los explosivos letales.

“Trafican con  dinamita, fulminantes de mechas, nitrato, entre otros productos peligrosos que  venden a los ilegales, ya que estos no tienen permiso para comprar los insumos. Los almacenan en lugares que no cumplen con los requisitos de seguridad y a consecuencia de ello, hoy estamos lamentando las muertes de ambos niños”, refirió.

El funcionario advirtió  que ha recibido denuncias por parte de  mineros ilegales, quienes quisieron retirarlo de su cargo por el trabajo que la Gerencia Regional de Minas inició contra las operaciones mineras por incumplir protocolos de seguridad y contaminación del medio ambiente. “Hemos declarado la guerra a la minería ilegal y producto de ello hasta pidieron mi  destitución en el cargo y del personal  para evitar que se continúe  con las acciones de fiscalización. Incluso he recibido denuncias”, informó.

Agregó que coordinará  con el jefe regional  de la  Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (SUCAMEC)  para tomar acciones  más rigurosas que regulen  la venta, así como  la autorización del uso de explosivos en la minería.

En tanto, el subprefecto regional de La Libertad, Miguel Herrera Florián,  cuestionó  que  hasta ahora las autoridades llamadas a intervenir no hagan algo al respecto, pese a los constantes informes que ponen en evidencia el descontrol e impunidad con la que operan los mineros ilegales en el cerro El Toro.

“Hemos enviado informes permanentes, pero no hay ninguna acción  hasta la fecha. Hay que tomar acciones inmediatas para que esto  no siga ocurriendo. Durante años la minería ilegal viene expandiéndose en el cerro el Toro, pero nadie asume su responsabilidad. Van más de 55 muertos  y ningún responsable. Ahora con la pérdida de dos niños no debe quedar en solo investigaciones”, exigió Herrera.

Lamentablemente, el cerro El Toro se ha convertido en una zona de alta tensión por los constantes conflictos que vienen promoviendo mafias mineras por la disputa del oro y utilizando a la población para sus intereses. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here