Cuaresma inicia con homenaje a los 327 médicos y enfermeros fallecidos por Covid-19

0
264

Dando inicio a la Cuaresma, la Iglesia Peruana rindióun homenaje a todos los médicos y profesionales de la salud del país fallecidos por el coronavirus, durante la tradicional Misa de Miércoles de Ceniza, en la Basílica Catedral de Trujillo, presidida por el Arzobispo y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y del CELAM, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte OFM, y concelebrada por sus dos Obispos Auxiliares, Mons. Timoteo Solórzano Rojas y Mons. Francisco Castro Lalupú, además de sacerdotes de esta Arquidiócesis.

Monseñor Cabrejos Vidarte valoró la labor que realizaron los 315 médicos y 112 enfermeras y enfermeros que entregaron sus vidas para salvar la de sus semejantes. Los rostros de todos ellos fueron presentados a lo ancho y largo de todas las bancas de la Catedral, acompañados por cirios encendidos, en cada una de ellas.

“Hemos colocado en esta Catedral las fotografías de los médicos, enfermeras y enfermeros fallecidos (es como si estuvieran presentes), para que el Señor los tenga gozando de su eterna luz y presencia por estos actos heroicos, generosos y de santidad”, resaltó el Arzobispo, pidiendo a Dios, dar el consuelo adecuado a sus familiares, amigos y conocidos.

Del mismo modo, rogó al Señor por todos los profesionales de la salud, que vienen luchando en primera línea contra esta segunda ola de la pandemia del coronavirus, en hospitales, clínicas, centros de salud y en hogares.

A diferencia de años anteriores, varió la imposición de la Ceniza, siendo esta vez colocada sobre la cabeza y no en la frente de los participantes. La celebración Eucarística, que se transmitió por redes sociales y Sol TV, culminó con bendición de todas las imágenes de los médicos, enfermeros y enfermeras fallecidos.

El Miércoles de Ceniza marca el inicio del tiempo litúrgico de la Cuaresma; y en este periodo (cuarenta días para el inicio de la Semana Santa), la Iglesia invita a la preparación, a través de oración, el ayuno y la limosna.