Ante el incremento de contagios y fallecidos en esta segunda ola de la covid-19, el gobernador Manuel Llempén dijo que se reunirá con el general del Ejército, Luis Chacón Córdova, para que apoyen en el control del acceso a los mercados y lugares de riesgo en los que no se respeta el aforo y las medidas de bioseguridad contra la covid-19.

“Vamos a ponernos fuertes en ese control para reducir la posibilidad de mayores contagios. Las restricciones tienen que hacerse respetar con mayor autoridad. Los malls, restaurantes y otros locales siguen funcionando sin respetar aforos. Eso implica que vamos seguir con una segunda ola alta de infectados”, dijo durante la reunión del comando operativo covid-19.

También se refirió al uso de la doble mascarilla y protector facial. “El Ejército se pondrá en las puertas de ingreso a estos lugares y aquél que no acate las normas o no use correctamente las mascarillas, no pasará” puntualizó.

Cuando se diagnostica a una persona infectada resulta que la mayoría de sus familiares están contagiados. Ese es el gran problema de esta segunda ola en el que las variantes del coronavirus son más agresivas, incluso se habla de una que es peruana e igual de agresiva que la brasileña.

En esta reunión se informó que La Libertad es una de las cuatro regiones con mayor incidencia de infectados, ocupa el tercer lugar en letalidad y está por encima del promedio en cuanto a tasa de mortalidad.

La responsable de Epidemiología de la Gerencia Regional de Salud, Ana María Burga, indicó que Trujillo y Sánchez Carrión son las provincias donde se tiene que intervenir, por su alta incidencia de casos, y que la tendencia es a superar lo ocurrido el mes pasado.

«El 70% de los casos de fallecidos están en Trujillo. Tenemos seis semanas seguidas al alza en cuanto a casos de contagios y fallecidos. La meseta de la segunda ola ya es más amplia que la primera. Se han incrementado los casos de fallecidos de 30 a 60 años, que son las personas que se están movilizando más», señaló. 

El gran problema es que las municipalidades no están cumpliendo con su parte en la fiscalización del cumplimiento de las normas sanitarias y la posibilidad de frenar los contagios se quiebra.

Los directores de los hospitales Belén y Regional indicaron que el personal médico viene haciendo los mejores esfuerzos en esta lucha contra la covid-19, pero no se ve una respuesta similar de parte de la población.

“La implementación de hospitales modulares y la aplicación de vacunas van a ayudar. Se puede recibir en los hospitales modulares a pacientes moderados y moderados graves”, dijo la directora del hospital Belén, Rosa Hernández,

Señaló luego que hay un vacío entre el primer y tercer nivel en el tratamiento de oxigenoterapia, y que no se puede manejar a pacientes moderados o graves con conexiones empotradas sino con ventiladores artificiales.

Hay quienes se atienden en su casa y están graves, eso a la larga origina que lleguen en estado terminal y con pronóstico reservado a los hospitales. Hay que trabajar más con pacientes moderados con ventilación no invasiva, para recuperarlos en esa etapa y en los hospitales se necesita reforzar la atención con CPAD o cánula, para evitar que se agraven, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here